Cómo ser constante en tu escritura

¿Cuántas veces te has propuesto ponerte a escribir mañana?
¿Cuántas veces lo has logrado?
Todo lo que explico en estos post viene de mi experiencia y no a todo el mundo puede causarle la misma impresión ni el mismo efecto.
Yo te comparto lo que ha servido a mí. Quizás pueda servirte también a ti.

como ser constante en tu escritura

Mis pilares como escritora

Para mí, una Escritora es aquella persona que desea escribir. Quizás no lo hace bien del todo, no ha recibido una formación específica para ello, pero tiene el anhelo de aprender y mejorar, porque el esfuerzo le genera un placer que no encuentra en nada más.
Escribir para mí es expresar con libertad lo que siento, un lugar donde ser sincera conmigo misma y reencontrarme en lo más profundo y genuino de mi ser.
Escribir para mí es volcar en silencio mi mundo interior, permitiendo que se expanda sin expectativa, por el simple placer de dejarlo ser, más allá de mí.

Así, he logrado destilar de mi experiencia estos tres pilares que son los que me sostienen cada día en mi escritura y en mi emprendimiento:

  • Curiosidad significa tengo una idea y quiero ver a dónde me lleva.
  • Placer significa que escribir no me cansa, más bien al contrario: me revitaliza. No me fuerzo a escribir sino que fluyo con lo que me apetece.
  • Devoción significa trabajar con disciplina y pasión. Es decir: alimentada por el placer que me genera escribir y la curiosidad que siento por mi idea, me presento cada día porque quiero, a la vez que sigo un plan, me pongo fechas, soy responsable con mi propósito.

Si escribir es TAN importante, ¿por qué no le dedicamos más tiempo?
Cuando conectamos con una idea y deseamos escribirla, a menudo nos encontramos con muchos inconvenientes: alguien se pone enfermo, cierran el plazo de entrega de algo importante y tienes un pico de trabajo, se atasca el váter y necesitas llamar al fontanero y limpiar el piso… toda esta serie de imprevistos nos «roban» el tiempo y lo dejamos para otro momento en el que tengamos con más calma.

Deja de engañarte, ese momento no va a llegar nunca si no lo creas tú.

La inercia para crear ese momento es «obligarnos» a hacer algo.
Así, ese deseo que teníamos de escribir se ha convertido en una obligación más. Pero… ¿yo no escribía porque me gustaba? ¿A quién le gustan las obligaciones? ¿No estás escribiendo porque te gusta, porque quieres? ¿Quién te obliga a qué?

Porqué nunca encuentras el momento para escribir

Cuesta sostener nuestra escritura si lo tomamos como una obligación. Por eso te invito a que conviertas esa obligación en tu momento para ti, puro placer de sumergirte en tu mundo, descubrir a tus personajes, emocionarte con tu propia creación y vivir sus aventuras con ellos a través de la palabra escrita.

No nos han enseñado a darnos placer.

No sabemos darnos placer. Hemos aprendido a sentimos culpables y egoístas cuando nos damos placer a nosotras mismas. Piénsalo: escribir es un acto íntimo contigo misma. ¿Cómo lo vas a sostener si no te sientes merecedora de ello?
Por la mentalidad de que «el trabajo se sufre», creemos que si nos lo pasamos bien, no es un trabajo. Bien, si estás leyendo este post y estás dispuesta a cambiar eso, te doy la bienvenida, Escritora del Nuevo Paradigma.

Un cuento breve sobre nuestra percepción del trabajo: El Hada de las Flores.

Cómo escribir desde el placer

Para mí, escribir desde el placer requiere hacer continuamente lo que yo quiero. Y, ¿cómo sé lo que quiero?

Escuchándome. Observándome. Conociéndome.

No hay que confundir forzar con esforzarse. Para escribir hay que hacer un esfuerzo (y aquí entra en acción el pilar Devoción). Pero escribir desde el placer implica no forzar, soltar el control y dejarse fluir por el ánimo y la energía del momento presente.
Unos días es mucho más fácil fluir que otros. Cuando reconozco mis ciclos, sé que no necesito forzar nada. Que unas semanas tengo más sueño y puedo dedicarme a leer y otras la cabeza me va a mil y voy a escribir un montón. Aprender a interpretar qué siento y qué quiero en cada momento requiere de mucho autoconocimiento y autoobservación. Y precisamente este método de la autoobservación requiere mucha práctica. Y la práctica nos lleva al hábito.

¡Es el ciclo infinito, La Historia Interminable!

Recuerda la inscripción de Auryn:

«Haz lo que quieras»

En mi escritura descanso

Te regalo esta visualización para ponerte a escribir. En el vídeo te cuento porqué la grabé y también cuál fue su resultado.

Si deseas recibir de manera totalmente gratuita la visualización de inicio de Escritoras, suscríbete aquí.

Creación del hábito

El hábito es tu aliado para conseguir una meta a largo plazo. Próximamente escribiré un post para desarrollar este tema.

Registro de escritura

Llevar un registro de tu escritura te permitirá observar tu proceso y ver tu avance.
¿Qué te impide avanzar en tu escritura?
¿Por qué nunca encuentras tiempo para dedicarle a tu proyecto?
¿Por qué no cumplo con el calendario planificado?
¿Por qué agota escribir si es mi pasatiempo preferido?
Próximamente escribiré más sobre este tema.

La Escritora del Nuevo Paradigma escribe desde el placer

El término «nuevo paradigma» se utiliza para describir un cambio significativo en la manera de pensar, entender o abordar un determinado tema o conjunto de ideas.
El concepto de un nuevo paradigma implica un alejamiento de las ideas o modelos de pensamiento previamente dominantes hacia enfoques innovadores y más inclusivos. Puede surgir a medida que se acumula nueva evidencia, se hacen descubrimientos importantes, o se producen cambios sociales y culturales que desafían las concepciones anteriores.
Conviértete en tu propia evidencia de que otra manera de trabajar es posible.

Conclusión

Abrirnos al placer requiere trabajar el merecimiento y la gratitud. Abrirnos al placer de escribir por pura diversión. De no temer el qué dirán. De seguir el deseo de mi alma. De comprometerme sin bloqueos. De superar mi procrastinación. De ser libre y ser yo misma en mi escritura.
Para ser Escritora, es necesario creérselo…

Porque ser Escritora no es una meta, es un camino.

Escribir es el camino y la recompensa.

Esto me recuerda a uno de mis compañeros en el Camino Primitivo. Me decía una y otra vez: «Illa, tú eres Peregrina» (hablaba con acento de Jerez de la Frontera) y a mí me costaba mucho creérmelo, porque lo único que había hecho era comprarme un billete de tren para empezar a caminar en Oviedo. Pero era cierto. ¡Estaba en el Camino! En un lugar donde no todo el mundo decide llegar y que yo había escogido transitar.

Trabajamos juntas en Escritoras

Bibliografía recomendada

Libera tu magia: una vida creativa más allá del miedo, de Elizabetj Gilbert (Debolsillo, 2023).

Atomic habits: the life-changing million-copy #1 bestseller, de James Clear (Random House UK, 2018).

Productividad para escritores, de Ana González Duque (MOLPEditorial, 2021)

Si te ha gustado este post, compártelo. Suscríbete aquí para no perderte ninguna novedad de Sinergias Literarias.

¿qué te ha parecido el artículo?

Puedes escribir tus comentarios sobre el artículo a continuación. Conocer tu opinión y tus inquietudes me ayuda a generar recursos interesantes para ti. ¡Gracias!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ana Castillo escritora

¡BIENVENID@S, SINERGISTAS!

Soy Ana Castillo y estoy aquí para ayudarte a conectar con tu creatividad y potenciar tu talento literario. Cuenta de principio a fin las historias que llevas dentro con un estilo que enamore. Suscríbete para no perderte ninguna novedad de Sinergias Literarias.

¿CONOCES NUESTRO PODCAST?

Scroll al inicio