Una conversación conmigo misma

Aquí te comparto la reflexión personal que me llevó a plantearme el reto «Keep calm, relax and flow» para fomentar mi bienestar y mi escritura. Si fue buena para mí, quizás pueda inspirarte a ti también.

mentalidad y autoestima para escritoras

Una conversación conmigo misma

Cuánto más tiempo paso sin escribir, más difícil es volver a ponerme. Siento que se obtura mi canal con las palabras que no he dicho. Al principio están ordenadas pero, a medida que se acumulan, pierdo el hilo, cunde el caos. Estoy tentada a abandonar.
En ese momento, de lo más profundo de mi ser emerge una versión de mí, cada vez más consciente, que se enciende ante esta situación.
—¿Abandonar, cómo que abandonar? —me dice esa versión de mí con los brazos en jarras y muy seria. Le brillan los ojos.
—Sí, sí… falta mucho por hacer, no alcanzo a hacerlo todo, es imposible… —me excuso a mí misma.
—¿Pero tú te das cuenta de lo mucho que has hecho ya? —explota ella, y me digo lo a mí misma—. No, abandonar no es una opción.
—¿Y por dónde empiezo? —digo aún en la versión que habla con los ojos rojos y la voz chillona, que se hace cada vez más pequeñita—. Si no sé ni dónde me quedé…
—Empieza por parar —su voz retumba, me llena de fuera adentro, de dentro afuera, me tambaleo—. Para y encuéntrate. Identifica, ¿qué fue lo que te detuvo?
—Pues… la ansiedad que me genera un pico de trabajo.
—¿Quién te pidió trabajar más?
—Ellos.
—¿Estás segura?
No, no lo estoy.
—Nadie…
Su mirada me atraviesa con insistencia.
—Yo. Me lo pedí yo.
—¿Por qué? —pregunta entonces.
Salto sin pensar, echando vapor por la boca como el pitorro de una olla exprés:
—Lo quiero hacer todo hoy porque tengo la sensación de que el mundo se terminará mañana. Porque pienso que solo puedo hacerlo yo. Porque…
—¿Y eso es cierto? —me para.
—No —reconozco.
—¿Y?
—Quiero abarcar tanto que he dedicado todos mis recursos al trabajo.
Ahora lo veo. No solo he abandonado mi escritura, también mi hogar.
He descompensado una parte de mí misma.
—El equilibrio son tres patas: vida, trabajo y escritura. Recuerda: las musas huyen de la Escritora estresada.
Sus palabras caen como copos de nieve y el silencio nos envuelve durante segundos, hasta que vuelve a preguntar:
—¿Cómo te sientes ahora?
—Pues… mejor. Sí, estoy más relajada. El mundo seguirá ahí pasado mañana. Y esa tarea no depende de mí, puedo pedir ayuda.
—Bien —mi otra yo me dedica una mirada luminosa, sonríe y se gira. Parece que se va.
—¿Y ahora? ¿Qué más tengo que hacer ahora para ponerme a escribir? —casi suplico para detenerla.
—Mantén esa calma que has logrado con esta reflexión y la inspiración volverá a fluir.
—¿Y ya está?
—Hum, ¿te parece poco?
Y dicho esto, vuelve a desvanecerse en la oscuridad.

Me quedo pensativa. Imagino de dónde vino ella y a dónde va. Cómo vive, qué diferencia hay entre nosotras y porqué no puedo tener yo la misma fuerza, el mismo brillo, la misma determinación.
—Ahí va… Si esa soy yo… yo ya soy esa.

Continuará... porque esto es una manera de transitar un camino.

Trabajamos juntas en Escritoras

En el programa Escritoras conectamos con nuestra idea y durante cuarenta días la abordamos juntas para conseguir respondernos a nosotras mismas estas ocho preguntas (cada una las de su novela, pero sostenidas por el grupo). Escríbeme si deseas recibir más información:  ana@sinergiasliterarias.com

Si te ha gustado este post, compártelo. Suscríbete aquí para no perderte ninguna novedad de Sinergias Literarias.

¿qué te ha parecido el artículo?

Puedes escribir tus comentarios sobre el artículo a continuación. Conocer tu opinión y tus inquietudes me ayuda a generar recursos interesantes para ti. ¡Gracias!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ana Castillo escritora

¡BIENVENID@S, SINERGISTAS!

Soy Ana Castillo y estoy aquí para ayudarte a conectar con tu creatividad y potenciar tu talento literario. Cuenta de principio a fin las historias que llevas dentro con un estilo que enamore. Suscríbete para no perderte ninguna novedad de Sinergias Literarias.

¿CONOCES NUESTRO PODCAST?

Scroll al inicio